Autor Tema: Intranquilidad  (Leído 1468 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Vanessa Shaw

  • Vanessa
  • *
  • Mensajes: 478
  • Karma: +6/-0
  • Seguro una flor marchita todavía puede florecer.
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #105 en: Noviembre 24, 2017, 05:13:31 am »
Desde que había bajado no había quitado mi vista del cielo y cuando la vi bajar fui directamente hacia ella, un pequeño viento acarició mi rostro cuando cambió de su forma animal a su forma humana. El ruido de unos vidrios rotos me tomó por sorpresa y temí lo peor, realmente no esperaba que los recuerdos de la batalla en el castillo vinieran a mi mente, malos recuerdos del pasado, eran un trago amargo que siempre me tomaba desprevenida.

- Shh... Evanesco Hominum.

La tomé de los hombros, y con un movimiento de mi varita la oculté a ella también, ayudaba que estuviéramos bastante lejos de ellas,
me preguntaba cuanto tardarían en darse cuenta de que no estábamos sobre las piedras, algo me decía que nos estaban vigilando.
Volví a mover mi varita en el aire para lanzar un encantamiento sonoro sobre nosotras.

- Ojalá hubiera una chance de que se les haya pasado la mano con el evento. ¿Qué crees que debemos hacer? Esto no luce bien,
 acaban de bajar a media Universidad... Y las armas que tienen, todo esto tiene una pinta horrible, V.


-Sí, lo sé, tal vez debamos--

Olvidé al instante lo que estaba por decir cuando escuché el grito de batalla de Debborah y la electricidad en el aire. Me atreví a asomarme desde detrás de la tienda que nos escondía y maldije por lo bajo al ver que no sólo el ataque no había tenido mucho efecto, sino que también Sabrina, Charles y Nicholas estaban a punto de ser atacados. La manera en que las cosas se complicaban parecía una coreografía.

Estuve a punto de susurrarle a algo a Jennifer, pero mi corazón se salteó un latido cuando crucé miradas con una de las elfas; no pude mantenérsela por más de una fracción de segundo antes de volver a ocultarme, diciéndome que sólo había sido casualidad y que el hechizo que teníamos encima era suficiente para borrarnos de los ojos de cualquiera, pero sabía que eso no iba a importar si íbamos a tener que pelear igual.

-No vamos a poder volver a la academia ahora- le dije a Jennifer, resignada. La tomé con firmeza de los brazos y la miré a los ojos-. Voy a aparecernos junto al grupo de Sabrina; cuando lo haga, sólo ataca con todo lo que tengas. Hazlas carbón si hace falta- le sonreí. La abracé contra mí y nos transporté justo delante de nuestros compañeros, viendo cómo se acercaban nuestras oponentes-. ¡Fianto Duri! ¡Locomotor Mortis!

Desconectado Derek Lestrange

  • Krilos
  • *
  • Mensajes: 402
  • Karma: +20/-0
  • ¿Qué ves cuando me ves?
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #106 en: Noviembre 25, 2017, 12:51:54 pm »
Pandora volvió a gritar evitando que Kara, Derek o Alexander pudieran hacer algo, se sentían impulsados a verla, su varita generó un rayo que destruyó parte de la pared intentando alcanzar a Kara, quién se había convertido en humo negro. Derek estaba a punto de imitarla pero su cuerpo chocó contra el suelo al sentir la fuerza de una patada en la espalda, una de las valquirias se encontraba atrás de él. Cabellos negros al igual que sus ojos, la elfa denotaba odio en su mirada, buscaba venganza. Antes de que Lestrange pudiera atacarla o mucho menos evitarla, la bruja clavó una navaja de un color carmesí opaco, el dolor impactó a Derek Lestrage quién necesitaba hacer algo ahora mientras el caos se desataba a sus espaldas.

Lanzar ese maleficio no había bastado para atraer la atención de Kara, estaba seguro de que si lograba su cometido con Pandora nosotros seríamos los siguientes y ahora en ese momento era que tenía la oportunidad de acabar todo. Aún así parecía que el universo quería atrasar esos planes, el poder de Pandora se mostraba una vez más, era grandioso que lo pudiera utilizar pero splo era energía desatada... sin ningún control.
La patada me tomó por sorpresa al estar embobado con el espectáculo, no me esperaba la fuerza de la misma ni el dolor que me había causado. Era otra maldita valquiria, que se encargó de que el dolor de la espalda fuese un mero efecto secundario de su presencia al clavar una jodida navaja en mi pierna, aguantándome el dolor y la inmovilidad arranqué el cuchillo sintiendo cómo mi mano comenzaba a quemar. Esto se estaba tornando ridículo. Giré en el suelo y por un segundo la luz de un Patronus me sorprendió antes de perder mi forma humana y transformarme en humo negro dejando simplemente un pequeño charco de sangre.
En esa forma no me desangraría tan rápido pero el dolor comenzaba a marearme, habían sido unas últimas horas constantes y furiosas había un límite incluso para mi y lo había alcanzado horas atrás.

Hija de su maldito padre, era el momento perfecto para atacar, después de llevar al chamán a la plaza... ¿Qué mierda traía Kara entre manos?

Desconectado Kara

  • Comerciante
  • *
  • Mensajes: 20
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #107 en: Noviembre 26, 2017, 11:43:28 pm »
- Perra loca.

La única solución que vio a los ataques de su hermana fue transformarse en una nube de humo negra, sin embargo en la concentración de evitar el desquiciado poder de Pandora apenas tuvo tiempo de reaccionar al hechizo de Bouquet, su cuerpo volvió a su forma original y golpeó contra una de las torres, parte de su hombro se había congelado y parecía ser que la intensidad del frío aumentaba, dañándola cada vez más.

Azotó su varita en el aire librándose del encantamiento de Bouquet al mismo tiempo que un rayo de Pandora alcanzaba su posición, no tuvo tiempo de cambiar de forma porque la fuerza de la explosión la había lanzado con fuerza contra el suelo. Volvió a mover su varita para evitar golpear contra el suelo y las nubes negras que Pandora habían convocado parecían estar sobrecargadas de electricidad. Insana sonríó y lanzó una carcajada, parecía estar entusiasmada por la batalla, pero también porque sabía que si jugaba bien sus movimientos pronto Pandora se destruiría sola.

- ¿Es todo lo que tienes, Pandora? Mamá murió por un patético caso psiquiátrico. Deberías darte asco.

Desconectado Jennifer Gray

  • Jennifer
  • *
  • Mensajes: 511
  • Karma: +19/-0
  • ¡Pluma a vuela pluma!
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #108 en: Noviembre 29, 2017, 02:05:38 am »
-Sí, lo sé, tal vez debamos--

Olvidé al instante lo que estaba por decir cuando escuché el grito de batalla de Debborah y la electricidad en el aire. Me atreví a asomarme desde detrás de la tienda que nos escondía y maldije por lo bajo al ver que no sólo el ataque no había tenido mucho efecto, sino que también Sabrina, Charles y Nicholas estaban a punto de ser atacados. La manera en que las cosas se complicaban parecía una coreografía.

Estuve a punto de susurrarle a algo a Jennifer, pero mi corazón se salteó un latido cuando crucé miradas con una de las elfas; no pude mantenérsela por más de una fracción de segundo antes de volver a ocultarme, diciéndome que sólo había sido casualidad y que el hechizo que teníamos encima era suficiente para borrarnos de los ojos de cualquiera, pero sabía que eso no iba a importar si íbamos a tener que pelear igual.

-No vamos a poder volver a la academia ahora- le dije a Jennifer, resignada. La tomé con firmeza de los brazos y la miré a los ojos-. Voy a aparecernos junto al grupo de Sabrina; cuando lo haga, sólo ataca con todo lo que tengas. Hazlas carbón si hace falta- le sonreí. La abracé contra mí y nos transporté justo delante de nuestros compañeros, viendo cómo se acercaban nuestras oponentes-. ¡Fianto Duri! ¡Locomotor Mortis!


La aparición de Debborah llamó mi atención y realmente me sorprendí por ver la destreza con la que se desenvolvía contra un enemigo físico y lo bien que se complementaba con Chris, pero la que parecía ser una elfa-chamán tenía otros planes, esa explosión gigante seguro lo demostraba pero también era la oportunidad para denotar a los demás profesores de lo que estaba pasando. Las bolas de fuego violáceo parecían ser la cereza en el poste hasta que sentí la mirada de la elfa-chamán sobre nosotras.

- Hagámoslo.

Le devolví la sonrisa decidida a demostrar que nosotras también nos complementábamos bien en equipo, tomé aire antes de la aparición, y concentré toda la ira que tenía hacia ellas por arruinar el único momento de diversión que habíamos tenido en semanas.
Era una fortuna estar acostumbradas a la aparición repentina que Dominic nos había inculcado. Cuando Vanessa se desprendió de mi alcé mis manos a las atléticas elfas y sentí el calor provenir de mi, era hora de dejar ver el entrenamiento.

Desconectado Verdandi

  • Amos del Destino
  • *
  • Mensajes: 509
  • Karma: +13/-0
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #109 en: Diciembre 01, 2017, 01:09:24 am »
Jennifer Gray no se estaba conteniendo, el fuego parecía salir de sus manos y se intensificaba segundo a segundo, antes de que las valquirias tuvieran oportunidad de atacarlas complementándose con el encantamiento protector lanzado por Vanessa Shaw que protegió a Sabrina, Nicholas y Charles quiénes habían sido tomados por sorpresas por los ataques hacia ellos. Las dos elfas se vieron indefensas ante la pared de fuego que Gray estaba generando, pero con la misma intensidad con la que la había convocado, la bruja la deshizo el encantamiento y soltó su varita, movió su muñeca hacia atrás y del centro de su palma se generó una bola de fuego que lanzó a una de las amazonas en el aire, teniendo esta oportunidad Debborah movió su varita en el aire y generando un pequeño tornado en el aire lo lanzó con toda su fuerza a gran velocidad directamente al estómago de la elfa que había sido atacada por Jennifer, era "Tsuna", la más joven del grupo quién había recibido el golpe directo de ambas brujas y ahora se encontraba retorciéndose en el piso con una fractura expuesta y quemaduras de tercer grado en brazo y torso.

Tsuna no se lamentó, el dolor la comenzaba a paralizar pero con sus últimas fuerzas desempuño su daga carmesí y la clavó con fuerza en la tierra, al instante cómo si la daga hubiese drenado toda la vida cinco metros a su alrededor todo murió, su cuerpo comenzó a curarse y la elfa lanzó un grito de guerra que parecía indicar que su estamina era la de antes.
No tuvieron mucho tiempo para reaccionar al espectáculo de la elfa porque su compañera, Ehri la más alta de las tres valquirias y portadora de un hacha  alargada y ligeramente ondulada, era de color plateada y con un mango negro cómo sus ojos. Ehri se había resguardado del fuego y había frenado el hechizo de Vanessa Shaw con su hacha la cual brillo ligeramente al recibirlo, sin darles tiempo de reacción tomó fuerza en el suelo y se alzó para dar un golpe de impacto en el terreno con su hacha, el filo de la misma generó una onda expansiva y unas grietas comenzaron a formarse partiendo el piso en donde todos se encontraban. Ehri blandió su hacha contra el encantamiento protector de Shaw aprovechando la pérdida de estabilidad de su primer defensa, Gray, el brillo del impacto cegó a todos, eso sería un problema. El encantamiento protector no aguantaría más.

Gray quién había perdido el equilibrio con la ruptura del suelo se dio cuenta de que ese no sería su único problema cuando vió cómo Tsuna se abalanzaba desde el aire hacia Jennifer empuñando la navaja que le había otorgado sus nuevas fuerzas.

Cabellos rojos como el fuego, ojos que traían recuerdos de otoño tras una mirada de intensidad sorpresiva, Zytida era la líder del grupo. Su cabello se encontraba recogido con dos varas de color verdes talladas con runas. "Balak Dix" retorció su mano y frente a ella un portal de color violáceo se apareció, sin pensarlo dos veces se metió a él y al instante el portal mostró una salida justo atrás de Chris Batthus, el joven no se esperó el rodillazo en el estómago seguido del codazo en el rostro, Zytida no tenía piedad y tomó con fuerza a Batthus del cuello al mismo tiempo que con la otra mano abrió otro portal y lo lanzaba con fuerza. El cielo brillo, el portal se abría y un desorientado Chris caía desde el cielo.



Alexander Bouquet
no había tenido oportunidad para hacer nada más en favor de Pandora, se encontraba ocupado tratando de zafar de las bolas de fuego explosivas que la elfa de cabellos negros lanzaba hacia él. Su cabello era largo y la negrura del mismo contrarrestraba con sus ojos color gris, las muñequeras de cuero y lo que parecían ser runas de la elfa brillaban con intensidad con cada proyectil de fuego lanzado a su presa. Bouquet se denfendía con buenos movimientos, el entrenamiento junto a los otros profesores había sido útil pero aún le era imposible encontrar una oportunidad para contraatacar con los constantes ataques de "Zumi", las escaleras y parte del pasillo se encontraban o destrozados por las bombas de fuego o congelado por los hechizos de Bouquet para defenderse.

"Jamás me verás volar otra vez..."

Desconectado Debborah Talbot

  • Ámpetros
  • *
  • Mensajes: 30
  • Karma: +1/-0
  • Investigación y Desarrollo de Sortilegios - 2 Año
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #110 en: Diciembre 01, 2017, 11:06:59 am »
- Oh... Eso no es bueno

Justo cuando pensé que nos habíamos encargado de una de las elfas todo se dio vuelta en cuestión de segundos, el suelo se abría y la elfa del hacha gigante parecía no tener intención de detenerse, iban por la muerte. ¿Nosotros tampoco deberíamos contenernos teniendo en cuenta la amenaza? No quería asumir que todas tenían el poder de la primera y realmente no había notado ninguna contención por parte de Jennifer, esa bola de fuego había hecho un numerito en el cuerpo de la elfa y si no hubiera usado su daga quién sabe cómo hubiesen terminado las cosas.

Mi corazón se detuvo por primera vez en medio de la batalla cuando noté a la elfa de cabellos rojos entrar en acción, había ido directamente hacia Chris, lo tomó desprevenido y en pocos segundos el cuerpo de Chris caía por los cielos. "Ascendio impulsa" conjuré gritando con desesperación mientras mi cuerpo se alzaba a gran velocidad en el aire. Volví a respirar cuando sentí que lo tenía. "¡Ligero!", exclamé una vez más sobre nosotros mientras caíamos al suelo. Me aparté de Chris, entre lágrimas y enojo me alejé de él y busqué con la mirada a la elfa de cabellos rojos.

- ¡Terra Dagger! ¡BOMBARDA CONSTRUCTA!

No me iba a contener.

Desconectado Pandora Pearson

  • Ankathia
  • *
  • Mensajes: 90
  • Karma: +1/-0
  • Están cada vez más cerca...
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #111 en: Diciembre 02, 2017, 12:20:22 am »
- Perra loca.

La única solución que vio a los ataques de su hermana fue transformarse en una nube de humo negra, sin embargo en la concentración de evitar el desquiciado poder de Pandora apenas tuvo tiempo de reaccionar al hechizo de Bouquet, su cuerpo volvió a su forma original y golpeó contra una de las torres, parte de su hombro se había congelado y parecía ser que la intensidad del frío aumentaba, dañándola cada vez más.

Azotó su varita en el aire librándose del encantamiento de Bouquet al mismo tiempo que un rayo de Pandora alcanzaba su posición, no tuvo tiempo de cambiar de forma porque la fuerza de la explosión la había lanzado con fuerza contra el suelo. Volvió a mover su varita para evitar golpear contra el suelo y las nubes negras que Pandora habían convocado parecían estar sobrecargadas de electricidad. Insana sonríó y lanzó una carcajada, parecía estar entusiasmada por la batalla, pero también porque sabía que si jugaba bien sus movimientos pronto Pandora se destruiría sola.

- ¿Es todo lo que tienes, Pandora? Mamá murió por un patético caso psiquiátrico. Deberías darte asco.

"Cómo se atreve a mencionar a tu madre" Me concentraba en las palabras que me quería concentrar, tomaba lo que quería de su narrativa y lo interpretaba de la mejor manera que podía. Las voces me confundían, susurros, susurros... Estaba tan enojada y lo único que sabía era que Kara merecía pagar. Alcé mi varita, los truenos comenzaban a escaparse fuera de mi control, ninguno me rozaba pero comenzaban a destruir todo a mi alrededor.

- ¡AVADAKEDAVRA!

Mi brazo se entumeció al decir esas palabras, un frío recorrió mi cuerpo y mi mandíbula se paralizó por un segundo, una puntada en la nuca por una décima de segundo antes de ver cómo el rayo verde que traía la muerte consigo se escapaba de mi de una de las maneras más salvajes. Jamás pensé que empuñar la muerte se sentiría tan... complicado.

Desconectado Derek Lestrange

  • Krilos
  • *
  • Mensajes: 402
  • Karma: +20/-0
  • ¿Qué ves cuando me ves?
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #112 en: Diciembre 02, 2017, 11:37:38 am »
No pude mantener la transfiguración negra durante mucho tiempo, caí de golpe al suelo cerca de lo que era la fuente cerca de la entrada. Me sorprendí al no ver a nadie caminando, ni un alma solitaria. Al volver la mirada a mi pierna sabía que las cosas iban a estar mal. Saqué mi varita y murmuré un contramaleficio alrededor de mi pierna, justo arriba de la rodilla y abajo del tobillo. La herida había matado parte de mi pierna y lo peor era que se estaba expandiendo, yo podía ser muchas cosas pero no era hábil en una sola pierna. Me acomodé tratando de apoyarme en la fuente, para sentarme en ella. Gracias a la altura que había alcanzado finalmente alcancé a ver que no estaba solo.

- Oh, no.

Quince personas tendidas alrededor, al menos las que podía ver desde dónde estabas. Todos muertos ¿o estaban inconscientes? A quién le importaba, necesitaba ir a las laboratorios a curar mi maldita pierna. Tomé aire y mi cuerpo se fundió en humo negro, sólo pude avanzar unos quince metros, quizás menos pero el impulso había tirado mi cuerpo unos cuantos metros. Caer de espaldas me había quitado el aire, mi cuerpo estaba demasiado débil.

Desconectado Kara

  • Comerciante
  • *
  • Mensajes: 20
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #113 en: Diciembre 02, 2017, 02:58:53 pm »


"Cómo se atreve a mencionar a tu madre" Me concentraba en las palabras que me quería concentrar, tomaba lo que quería de su narrativa y lo interpretaba de la mejor manera que podía. Las voces me confundían, susurros, susurros... Estaba tan enojada y lo único que sabía era que Kara merecía pagar. Alcé mi varita, los truenos comenzaban a escaparse fuera de mi control, ninguno me rozaba pero comenzaban a destruir todo a mi alrededor.

- ¡AVADAKEDAVRA!

Mi brazo se entumeció al decir esas palabras, un frío recorrió mi cuerpo y mi mandíbula se paralizó por un segundo, una puntada en la nuca por una décima de segundo antes de ver cómo el rayo verde que traía la muerte consigo se escapaba de mi de una de las maneras más salvajes. Jamás pensé que empuñar la muerte se sentiría tan... complicado.


- ¡AVADAKEDAVRA!

Una carcajada fue apagada por las palabras que salían de su boca al darse cuenta de que su hermana tenía los ovarios para enfrentarla con todo lo que tenía, a su alrededor una tormenta eléctrica las rodeaba destruyendo el suelo, las plantas, el castillo soportaba los rayos pero no por mucho tiempo. Pandora parecía saber que era inevitable que la batalla fuese entre ellas dos, las estaba alejando de los demás.

El cosquilleo que sintió en todo su brazo le trajo buenos recuerdos, ambos maleficios asesinos chocaron generando un brillo casi cegador, la fuerza de ambas al impactar había destruido parte del suelo en dónde habían chocado y ninguna de las dos estaba lista para bajar la guardia.

- Te estaría haciendo un favor, ¿no quieres ver a mamá y papá, Pandora?

Desconectado Alexander Bouquet

  • AS Staff
  • *
  • Mensajes: 289
  • Karma: +6/-20
    • Ver Perfil
    • http://www.academiasalem.com
Re:Intranquilidad
« Respuesta #114 en: Diciembre 05, 2017, 03:45:37 pm »

Alexander Bouquet
no había tenido oportunidad para hacer nada más en favor de Pandora, se encontraba ocupado tratando de zafar de las bolas de fuego explosivas que la elfa de cabellos negros lanzaba hacia él. Su cabello era largo y la negrura del mismo contrarrestraba con sus ojos color gris. Las muñequeras de cuero ,y lo que parecían ser runas, de la elfa brillaban con intensidad con cada proyectil de fuego lanzado a su presa. Bouquet se denfendía con buenos movimientos, el entrenamiento junto a los otros profesores había sido útil pero aún le era imposible encontrar una oportunidad para contraatacar con los constantes ataques de "Zumi", las escaleras y parte del pasillo se encontraban o destrozados por las bombas de fuego o congelado por los hechizos de Bouquet para defenderse.

No había tenido la oportunidad de ver el resultado de mis hechizos, ni tampoco de lanzar un buen contra-ataque contra el sorpresivo ataque de una nueva elfa. El cuerpo de su compañera aún se encontraba fresco en las escaleras y me sorprendía que con el ida y vuelta de explosiones y hielo congelado el cuerpo parecía inmutable a lo que ocurría a su alrededor.
Me mantenía lo más que podía conjurando paredes de hielo que eran rápidamente destrozadas por los ataques de mi contrincante, era rápida y fuerte y si bien yo era sagaz no sabía cuanto tiempo más aguantaría sus ataques sin recibir un daño letal. El lugar se iba enfriando más y más, podía ver mi respiración mientras me lanzaba hacia atrás y congelaba el suelo frente de mi, tomé la única oportunidad que pude encontrar y moví mi varita con fiereza y destreza, sintiendo cómo todo mi cuerpo sentía la repercusión del hechizo al mismo tiempo que lo decía.


- ¡Frosne død!

Un espiral se generó de mi varita y todo a mi alrededor comenzó a congelarse, una ventisca pequeña comenzó a rodearme y sentí cómo perdía la sensibilidad en mis dedos, el frío no me molestaba. Cuando la vi, la congelación se aceleró y mis ojos azules brillaron casi celestiales. Cinco, diez, treinta, cincuenta estalactitas iban en dirección a ella al mismo tiempo que mi tormenta de hielo comenzaba a congelar y dañar todo a su paso.

Desconectado Verdandi

  • Amos del Destino
  • *
  • Mensajes: 509
  • Karma: +13/-0
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #115 en: Diciembre 06, 2017, 12:15:24 am »
Los rayos se habían vuelto locos alrededor de Pandora y Kara Pearson, y en el momento en el que ambos maleficios imperdonables chocaron el suelo se destruyó al sentir el impacto de ambos hechizos, una ola de energía acarició los rostros de ambas y la sensación de entumecimiento en sus brazos comenzó a crecer lenta pero constantemente. El maleficio estaba comenzando a dañarlas a ambas, los rayos desde los cielos continuaban rodeándolas destruyendo todo a su paso.

Ambas alzaron sus varitas al cielo y cortaron la conexión del maleficio, las nubes se tiñeron de verde por un segundo y el cielo se tornó negro, Pandora fue la primera en atacar, su cuerpo se alzaba en el cielo y un rayo rojo con chispas doradas se dirigía desde su varita hasta una Kara que no se lo esperaba, el hechizo golpeó en el hombro de la bruja que rodó metros en el piso por el impacto, casi acercándose a los rayos. El hechizos había logrado paralizarla del dolor por un segundo, no sentía su brazo y la carne de su hombro comenzaba a quemarse mostrando el hueso. Kara paró la quemadura antes de que comenzara a destrozar el hueso pero el dolor era demasiado intenso para mantenerse consciente durante mucho tiempo, evitó el mismo hechizo generando una pared protego espejismo pero el hechizo se rompió bajo una explosión generada por Pandora, Kara no lo dudó y movió su varita con una sonrisa insana en el rostro, dos tentáculos de sombras rodeados de un aura violácea salieron desde el suelo bajo su comando, uno falló bajo un rápido movimiento de Pandora pero el otro asestó justo el tobillo de la joven quién segundos después impactaba contra el piso.

Zumbido. Todo se movía. Todo estaba quieto, el dolor de la espalda la paralizaba, su mente no se encontraba en un buen lugar. Susurro. Voces. Gritos. No se callaban. Sentía el sabor a metal en su boca, la nuca le palpitaba con fuerza y lo único que podía ver eran destellos.



El encantamiento nórdico de Alexander Bouquet lo transformaba prácticamente en un avatar de hielo, el hechizo se nutria de la magia del director mientras congelaba todo a su paso y Zumi había movido sus manos en el aire una vez más, las runas brillaron en sus muñequeras y un aro de fuego se generó alrededor de ella expandiéndose y frenando la tormenta de hielo y las estalactitas que venían con ella, su contraataque fue igual de severo, envió el espiral de fuego directamente a Bouquet y lanzando un grito generó cinco bolas de fuego directamente a Alexander. Movió su mano derecha contra el suelo, y un báculo de fuego se creó, la elfa estaba lista para embestirlo y acabar con el director.



Derek Lestrange se encontraba tendido en el suelo, cómo uno más de los inconscientes cuerpos que yacían en la entrada de la Academia. La herida en su pierna perdía sangre a diestra y siniestra, y la energía en su cuerpo era casi nula después de las batallas constantes que había tenido que soportar. Escuchó los pasos de unos zapatos sobre el piso, ¿sería alguien dispuesto a ayudarlo? No... Derek reconocía esa energía.

"Jamás me verás volar otra vez..."

Desconectado Pandora Pearson

  • Ankathia
  • *
  • Mensajes: 90
  • Karma: +1/-0
  • Están cada vez más cerca...
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #116 en: Diciembre 07, 2017, 11:55:58 pm »
Sentía cómo trozos de suelo volaban a nuestro alrededor, los rayos se habían vuelto una constante. Al verla podía notar nuestro parecido, desde que me había dejado el cabello largo me parecía más a ella. No tuve piedad después de que se rompió la conexión del maleficio asesino, mi brazo palpitaba y podía sentir cómo el dolor se apagaba o era apagado por algo o alguien.

Maldita. Con el dolor fuera del tablero alcé mi brazo con una sonrisa en el rostro y sentí cómo una ráfaga de viento me golpeaba la cara al convocar el maleficio que segundos después se encontraba quemando la piel y carne de Kara, el olor a carne quemada me llegó de golpe. Me estaba acercando a ella, me sentía despiadada, volví a lanzar el maleficio pero esta vez ella lo frenó con un hechizo defensivo.

- ¡Bombarda Máxima!

La fuerza de la explosión jugó con mis cabellos y cuando creí que finalmente la tenía todo se volvió la nada con el golpe que sentí. La presión en mi tobillo se sentía cómo una caricia en comparación al golpe que mi nuca había dado, podía sentir el sabor a sangre en mi boca y no veía bien. No veía bien. No veíamos bien. ¿Por qué no veíamos? Kara, necesitaba pagar, necesitaba vengarme por lo que le había hecho a mi padre. Por lo que nos había hecho.

- ¡ANXO!

Desconectado Kara

  • Comerciante
  • *
  • Mensajes: 20
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #117 en: Diciembre 08, 2017, 02:50:49 pm »
- ¿Cómo?

Su cuerpo había cedido ante el haz de luz violáceo, Anxo era un maleficio ligado a los pensamientos negativos de una persona, el golpe de Pandora la había doblegado y se encontraba gritando de dolor al sentir la fuerza del hechizo más intensa que nunca. Podía sentir su propia magia en ese maleficio, el dolor la desconcentraba pero la podía sentir ¿Cómo era posible?
Sus rodillas recibieron todo el golpe de su peso al chocar contra el suelo, sus manos temblaban y podía sentir cómo Pandora mantenía el maleficio en ella, la sentía más cerca. Necesitaba que se detuviera, no lo estaba soportando, no lo podía soportar durante más tiempo. Al alzar la mirada se vio a ella misma, susurros, voces, gritos, dolor... Imágenes destellantes pasaban sobre su mente, cayó al suelo convulsionando. "- Incipio Pax Pacis" El contra hechizo provocó un impulso que alejó a Pandora de Kara, la bruja se había alejado lo más que podía, la pared de rayos la frenaba. Sus piernas temblaban. No sabía que estaba pasando, sentía sangre cayendo por su nariz. La batalla estaba en su punto cúspide.

- Garl'c Goms.

Las palabras se sintieron más graves que la voz de Kara, las piedras alrededor, comenzaban a tomar formar, los golems de piedra se formaban y el tentáculo ajustaba más y más la pierna de Pandora.

- Aplástenla.

Desconectado Jennifer Gray

  • Jennifer
  • *
  • Mensajes: 511
  • Karma: +19/-0
  • ¡Pluma a vuela pluma!
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #118 en: Diciembre 10, 2017, 09:52:39 pm »
Jennifer Gray no se estaba conteniendo, el fuego parecía salir de sus manos y se intensificaba segundo a segundo, antes de que las valquirias tuvieran oportunidad de atacarlas complementándose con el encantamiento protector lanzado por Vanessa Shaw que protegió a Sabrina, Nicholas y Charles quiénes habían sido tomados por sorpresas por los ataques hacia ellos. Las dos elfas se vieron indefensas ante la pared de fuego que Gray estaba generando, pero con la misma intensidad con la que la había convocado, la bruja la deshizo el encantamiento y soltó su varita, movió su muñeca hacia atrás y del centro de su palma se generó una bola de fuego que lanzó a una de las amazonas en el aire, teniendo esta oportunidad Debborah movió su varita en el aire y generando un pequeño tornado en el aire lo lanzó con toda su fuerza a gran velocidad directamente al estómago de la elfa que había sido atacada por Jennifer, era "Tsuna", la más joven del grupo quién había recibido el golpe directo de ambas brujas y ahora se encontraba retorciéndose en el piso con una fractura expuesta y quemaduras de tercer grado en brazo y torso.

Tsuna no se lamentó, el dolor la comenzaba a paralizar pero con sus últimas fuerzas desempuño su daga carmesí y la clavó con fuerza en la tierra, al instante cómo si la daga hubiese drenado toda la vida cinco metros a su alrededor todo murió, su cuerpo comenzó a curarse y la elfa lanzó un grito de guerra que parecía indicar que su estamina era la de antes.
No tuvieron mucho tiempo para reaccionar al espectáculo de la elfa porque su compañera, Ehri la más alta de las tres valquirias y portadora de un hacha  alargada y ligeramente ondulada, era de color plateada y con un mango negro cómo sus ojos. Ehri se había resguardado del fuego y había frenado el hechizo de Vanessa Shaw con su hacha la cual brillo ligeramente al recibirlo, sin darles tiempo de reacción tomó fuerza en el suelo y se alzó para dar un golpe de impacto en el terreno con su hacha, el filo de la misma generó una onda expansiva y unas grietas comenzaron a formarse partiendo el piso en donde todos se encontraban. Ehri blandió su hacha contra el encantamiento protector de Shaw aprovechando la pérdida de estabilidad de su primer defensa, Gray, el brillo del impacto cegó a todos, eso sería un problema. El encantamiento protector no aguantaría más.

Gray quién había perdido el equilibrio con la ruptura del suelo se dio cuenta de que ese no sería su único problema cuando vió cómo Tsuna se abalanzaba desde el aire hacia ella empuñando la navaja que le había otorgado sus nuevas fuerzas.

Cabellos rojos como el fuego, ojos que traían recuerdos de otoño tras una mirada de intensidad sorpresiva, Zytida era la líder del grupo. Su cabello se encontraba recogido con dos varas de color verdes talladas con runas. "Balak Dix" retorció su mano y frente a ella un portal de color violáceo se apareció, sin pensarlo dos veces se metió a él y al instante el portal mostró una salida justo atrás de Chris Batthus, el joven no se esperó el rodillazo en el estómago seguido del codazo en el rostro, Zytida no tenía piedad y tomó con fuerza a Batthus del cuello al mismo tiempo que con la otra mano abrió otro portal y lo lanzaba con fuerza. El cielo brillo, el portal se abría y un desorientado Chris caía desde el cielo.


Había dejado que esa energía que sentía en mi simplemente fluyera, la extensión de la misma me sorprendía a mi misma y si bien por momentos todo se volvía borroso no era una obstrucción para hacer bien lo que pretendía. No esperaba la daga vampiresca de la elfa y mucho menos la ruptura que la otra había causado con su imponente hacha. El pequeño terremoto me desoriento, casi fue una fortuna porque al evitar la caída pude ver cómo la elfa a la que había quemado hacia unos segundos se acercaba hacía mi con más energía que nunca, decidí imitar lo que había hecho con ella en un principio, si había funcionado una vez, una segunda no habría problema. Hice el movimiento con la mano, llevé mis dedos hacia atrás y pude ver cómo una bola de fuego se generaba desde la palma de mi mano, sin ningún reparo se lo lancé directamente a la elfa que venía hacia mi, justo después rodee unos cuantos metros en el suelo, una segunda ola del golpe del hacha me había tomado desprevenida, estaba algo desorientada y no sabía si era por usar esa nueva habilidad o por el golpe que me había dado.

Desconectado Julie Black

  • Julie
  • *
  • Mensajes: 41
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
Re:Intranquilidad
« Respuesta #119 en: Diciembre 10, 2017, 11:34:15 pm »
Derek Lestrange se encontraba tendido en el suelo, cómo uno más de los inconscientes cuerpos que yacían en la entrada de la Academia. La herida en su pierna perdía sangre a diestra y siniestra, y la energía en su cuerpo era casi nula después de las batallas constantes que había tenido que soportar. Escuchó los pasos de unos zapatos sobre el piso, ¿sería alguien dispuesto a ayudarlo? No... Derek reconocía esa energía.

- No puedo creer que un rasguño en la pierna sea lo que te mate.

No había vuelto a estudiar, eso hubiese requerido mostrar mi rostro constantemente, en lo que al mundo le constaba Julie Black había abandonado la Academia, un año sabático... La sed de sangre no era un problema, pero estar lejos de Jessica si que lo era. La soledad era una pésima compañera, y por alguna razón seguía ahí, estancada en esa Isla, alejada de todos y todas.
Dejé mi escoba a un costado, estaba sobrevolando el lugar cuando vi a las personas caer inconscientes y fue sólo cuestión de minutos antes de que Derek apareciera. Lucía mejor que la última vez que lo había visto, parecía más sano pero en sus ojos se podía notar que el verdadero Lestrange estaba en la superficie, luchando por no caer en el olvido.

- Jessica nunca me perdonaría si te dejo morir aquí.

Le sonreí al verlo, no podía evitar sentirme feliz por ver una cara conocida, su cara. Parecía que hubieran sido siglos desde que estuvimos juntos, jamás lo juzgué porque jamás me importó lo que le hiciera a los demás mientras nunca me dañara, y nunca lo hizo. Se quiso comer al mundo...
Con mi varita corté mi muñeca y me arrodillé hacia él para que bebiera mi sangre. Era patético el estado en el que estaba, y mis habilidades en medicina mágica no cubrían exactamente lo que fuese que estuviese carcomiendo su pierna. Su estado en general parecía bastante deplorable, la sangre le haría bien.