Autor Tema: La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]  (Leído 782 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #15 en: Marzo 28, 2017, 02:16:56 pm »


¿Bruja?

Una vez más se sintió en la tranquilidad de su departamento, sin embargo sentía una terrible ansiedad, algo en ella tenía la necesidad de volver a ese lugar, sentía que necesitaba estar ahí. Se sentía algo agitada y no entendía por completo qué era lo que había pasado pero por alguna razón cada vez le era más natural, se quedó sentada en el piso meditando acerca de las últimas palabras que había escuchado y miró hacia el techo suspirando en cansancio.



- Me cago en todo esto. Carajo.

Se quedó en el piso tendido después de aquella vuelta a la realidad intensa que había tenido, Noel seguía con la cabeza en mil cosas pero la preocupación que sentía por Kieren parecía alcanzar la cima de todo eso. Ambos rostros se le vinieron a la mente al cerrar los ojos, Kieren y la otra chica estaban ahí antes de que todo explotara.

Los pensamientos de Oni y Noel se desvanecieron al sentir un viento frío en el rostro y una sensación de escalofrío se asentara sobre sus hombros, ambos sintieron cómo sus cuerpos parecían estar en su mejor estado algo en su interior los incitaba a gritar de una velocidad que no reconocían como suya.





Kieren lanzó una carcajada de felicidad al sostener con firmeza su varita y mientras se reincorporaba, sintiéndose renovado, una sensación electrificante se apoderó de él. Se percató entonces del pequeño desastre que había ocasionado, sin embargo parecía tan insignificante al sentirse de la manera en la que se sentía. Todos los colores se habían intensificado, se sentía renovado, diferente. ¿Por qué? Se sentía confundido pero completo, miró la varita era de una madera grisácea de 28 centímetros de largo, una especie de aleación verde se mostraba en algunas partes del mango.
« Última modificación: Julio 19, 2017, 02:29:36 pm por Salem NPC »

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #16 en: Mayo 08, 2017, 04:42:29 pm »
Ambos aparecieron al costado de Kieren, las sonrisas en sus rostros eran reconfortantes, por supuesto que ellos se sentían tan llenos cómo él, pero ninguno lo entendía, tampoco parecían querer hacerlo, por lo menos no en ese momento.



- La mujer rubia los mencionó, creí que me estaba volviendo loca. Aún lo creo, pero de alguna manera tiene sentido.

Las palabras se escaparon de su boca, ambos se encontraban en el departamento de Oni, sintiendo el cálido ambiente de la ciudad sobre ellos.



- Esto parece una joda, se siente tan real.




- Podemos confiar en ella, al menos estoy seguro de eso. Es bastante real, me siento completo pero aún no sé que hacer. Tengo la varita, pero más problemas que soluciones .



- Quizás los tres tengamos que conseguirlas. ¿Cómo llegaste a la tuya?
« Última modificación: Julio 19, 2017, 02:28:51 pm por Salem NPC »

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #17 en: Mayo 09, 2017, 07:02:08 pm »

- Está hablando solo otra vez, ¡Hey Kier! Tenemos que irnos de aquí antes de que sea demasiado tarde para escapar.

Gabriel, junto a Chloe, había salido de atrás de el escondite previo a la explosión, se encontraban sanos y salvos sin embargo lucían algo preocupados por Kieren. Chloe lo escudriñó con la mirada.




- ¿Estás bien, Kie?




- Chicos, sí, sólo denme un segundo. Escuchen, tengo que salir de aquí pero traten de preguntarle a Sidney Se sorprendió así mismo pero continuó a la brevedad. - Ella fue la que me dijo que viniera a Berlín, quizás pueda ayudarlos, quizás todos tengamos que tener una. Los volveré a ver cuando esté en un lugar seguro.
« Última modificación: Julio 19, 2017, 02:28:02 pm por Salem NPC »

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #18 en: Mayo 18, 2017, 09:09:10 pm »


- ¿Cómo vamos a llegar a ella?

Sus palabras quedaron en el aire, sentía que la mujer de cabellos rubios aparecía cuando ella quería no cuando otras personas realmente la buscaban, al menos parecía sentirse así. Cuando Kieren desapareció al igual que Noel ella pudo sentir por primera vez cómo si alguien los hubiera separado, era extraño pues no los conocía pero los extrañaba.



- En algún momento va a volver, ella me dejó aquí.

Apenas había terminado esa oración tanto Kieren como Oni se desvanecieron y el ambiente de Berlín pasó a ser un recuerdo mientras que la realidad del departamento en donde Sidney lo había dejado comenzaba a convertirse en la extraña realidad. Sacó el celular de su pantalón y mandó un mensaje a su madre con la excusa ideal para pasar al menos una noche fuera, después vería qué hacer. No se sentía preocupado por alguna razón, y todo se sentía tan natural.
« Última modificación: Julio 19, 2017, 02:27:07 pm por Salem NPC »

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #19 en: Junio 11, 2017, 10:46:22 pm »


- Sólo... pretendamos estar aterrados por todo lo que esté pasando si alguien nos ve. Debemos salir de aquí.

Tanto Gabriel cómo Chloe trataban de mantenerse lo más calmados posibles pero más que aterrados se podía decir que se sentías entusiasmados y no sabían si era lo adecuado, pero no podían evitarlo. No le temían a Kieren ¿Cómo hacerlo? Él era prácticamente su sangre, lo amabas fuerte e intensamente y sabían que él a ellos también... quizás más.
Utilizar el auto ahora era imposible, todos los árboles y matorrales habían ocupado las calles y atrapado a varios edificios, toda la vegetación se había amplificado y mientras dejaban atrás la calle destrozada y las cadenas desparramadas el rubio se preguntaba si la naturaleza tendría que ver con la varita que Kieren sostenía firmemente.



- Eso fue jodidamente increíble, por un momento sentí que la realidad se iba a caer ¿Eso tiene sentido? ¿Cómo te sientes ahora, Kier? Perdón por ser tan insistente en tu bienestar pero fue aterrador por un segundo verte ahí, me alegra que salieras ileso.




No sabía por qué pero los observaba de una mirada diferente y no podía más que sentir una inmensa empatía hacia aquellos dos, su preocupación genuina me destrozaba y me hacía tan fuerte. Tomé aire, por un momento el sólo pensamiento de tenerlos se había vuelto abrumador, porque sentía que ya no era más yo que ahora era alguien más, me estaba desdibujando.

- De maravilla, aterrado porque creo que los van a atrapar y algo entusiasmado Sostenía la varita con firmeza, era parte de él ahora. Una extensión de su cuerpo,
 ahora que finalmente estaban juntos no se volverían a separar.- Tenemos que hablar con Sidney otra vez, la mujer rubia Y no te preocupes, sé que estás pendiente de mi, los dos. No sé que carajo haría si no estuvieran para mi en esto... lo que sea que sea esto. Sé que no quieren hablar de esto pero... pueden irse, esto se está volviendo peligroso. Podemos buscar un lugar segu-.

- Te necesitamos Kieren, tanto cómo tu a nosotros. Serías un pésimo fugitivo sin nosotros, díselo Chloe.

- De los peores, además sabes que no puedo cuidar a Gabriel sola. Ahora, no quiero arruinar este precioso momento en el que sabemos que nos amamos, pero deberíamos movernos de aquí, rápido.
« Última modificación: Julio 19, 2017, 02:26:25 pm por Salem NPC »

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #20 en: Agosto 12, 2017, 12:49:39 am »


- Creo que le estoy empezando a agarrar la maña a esto ¿Tú no?

Había pasado al menos una hora desde la última vez que se habían visto todos y sin ningún dato de cómo podía estar Kieren sólo quedaban los dos contra el mundo. Oni había decidido que no esperaría sola y parecía ser que su deseo se hizo realidad cuando su entera realidad se volvió la de ese enorme departamento con calefacción. La radio sonaba de fondo y Noel se encontraba en la cocina revisando la heladera.
Ella era casi de la misma estatura que Noel, claro que ella era considerada alta de por si. Sus ojos verdes recorrieron el lugar con un curioso interés mientras sentía la calidez del piso bajo sus descalzos pies, sonrió al notar cómo Noel se sorprendía ante su súbita aparición, pero de alguna extraña manera la hacía sentir bienvenida.


- Dios, no. Todavía todo parece un sueño demasiado lúcido y sólo trato de disfrutarlo. Estás preocupada por él.

Noel se sobresaltó brevemente, aún no se acostumbraba a esa apariciones repentinas pero agradecía no estar solo en ese lugar. No pudo evitar mencionar la expresión en el rostro de Oni, sin embargo la joven sonrió y contrarrestó.

- Ni siquiera lo conozco, ni siquiera te conozco a ti pero aquí estoy.

Hizo un ademán, realmente no lo conocía pero esa preocupación era genuina. Esperaba por el bienestar de Kieren y por alguna razón aún no podía evitar esa sensación de calidez en el pecho cuando estuvo con aquellos dos por primera vez horas atrás, cómo de un recuerdo imposible de descifra. Miró al alrededor y tomó asiento sobre uno de los banquitos del desayunador de la cocina, apoyándose sobre sus manos.

- No lo conozco mucho más que tú, él simplemente apareció de la nada, en realidad todo esto apareció de la nada. Parece la trama de una película, al menos sabes que si somos los chicos buenos todo saldrá bien para nosotros.

Noel trataba de pensar en un lado positivo, algo extraño y sorpresivo para él, algo en si le despertaba creer que algo bueno podría salir de esto aunque en realidad no lo sabía, había intentado hacer una broma por más patética que fuera, sin embargo Oni había sonreído sinceramente ante las palabras de aquel chico. Noel abrió la heladera y sacó unas pechugas de pollo y las apoyó sobre la mesada mientras se movía por las alacenas buscando algunas especias y hablaba.

- Uhm, no sé si seamos los chicos buenos exactamente pero es un buen pensamiento. Creo que vas a tener que aceptarlo. Estas cosas no pasan porque si.

Lo miraba curiosa mientras se movía por la cocina, y apreciaba su visión del mundo pero Oni creía que era diferente, podía percibir cierta responsabilidad pero no sabía hacia qué o quién. Algo de lo que si estaba segura era de que ese despertar había era real, que Kieren y Noel eran reales y que ahora mismo ella estaba en Argentina cuando hace minutos estaba al otro lado del mundo.

- Sé a qué te refieres... Es extraño pero al decir eso realmente lo digo en serio, siento cómo si estuvieras en mi cabeza. Pero... ¿Por qué nosotros?

Se cuestionó sin darse cuenta que esa pregunta le pesaba más profundo, había dejado de preparar algunas cosas pero aún le daba la espalda mientras hablaba. Se preguntaba por qué él, por qué Kieren... por qué se había salvado.

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #21 en: Agosto 23, 2017, 11:44:31 pm »
La noche en Berlín se sentía tan encantadora, sin embargo se podía percibir el ambiente de caos que había en la ciudad. Los tres habían llegado lejos, hasta la catedral de Berlín. La maravillosa estructura arquitectónica que adornaba sus miradas decepcionaba sus corazones al mostrar un cartel de cerrado para visitantes, habían llegado tarde. El lugar lucía un poco desierto, una consecuencia directa de lo que los alemanes habían considerado un atentado en medio de la ciudad.



- Bueno, parece que no podremos alabar al señor esta noche. Es muy irrespetuoso jugar con mi religión de esa manera.

Gabriel se había sentado sobre el peldaño de las escaleras de piedra que se encontraban no muy lejos de la entrada, observando la tranquilidad y la belleza de lo que lo rodeaba.

- Necesitaba descansar, creo que corrimos demasiado para mi gusto. ¿Es esto la vida de fugitivo? No esperaba que fuese tan atlético.



- Bueno, aquí estamos. ¿Qué se supone que debes hacer en la casa del niño Jesús?




- No puedo prometer que no voy a profanar nada. Si te soy sincero, no lo sé. Es cómo... Si estuviera muy drogado, pero estoy subiendo y bajando todo el tiempo. Tengo toda esta información, que no sé cómo ponerla junta y simplemente se me va. Es cómo un presentimiento, pero más complejo.  Se encontró así mismo con la complejo que era tratar de explicar cómo se sentía ahora, todo lo que sentía. Aún así estaba feliz de contar con ellos a su lado, esa parte aún se mantenía intacta.
La sensación que lo había guiado hacía la catedral era la misma que le decía que tenía que entrar, pero con la entrada tradicional abierta necesitaban buscar una manera de ingresar, sin llamar mucho la atención.- Una vez adentro quizás pase lo mismo que lo que sucedió con la varita.

- Oh por Dios vamos a volar la casa de Jesús.

- No, no lo creo. No vamos a volar la catedral. ¿O si?

- Chicos... No les voy a mentir.

Y sin decir nada se giró y se alejó volviendo a la puerta, la risa de parte de Gabriel y Chloe no se hizo esperar, y ambos se miraron. Se preguntaban si en realidad bromeaba, pero en el fondo sabían que todo lo que estaba ocurriendo era impredecible. Sólo podían dejarse llevar.

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #22 en: Octubre 24, 2017, 10:08:55 pm »


- Eso no lo sé, quizás nos lo merecemos. Si eso es bueno o malo tampoco lo sé. Pero no estás solo en esto, sea lo que sea que esto signifique para nosotros, no lo estás sufriendo solo. Sufrir en grupo tampoco es lo ideal pero es lo que tenemos, Noel.

Oni parecía más tranquila y serena respecto a todo esto, cómo si una parte de ella hubiera aceptado lo que estaba pasando. Comprendía las inseguridades de Noel por alguna razón y la empatía que sentía por él la seguía tomando por sorpresa. Se paró del banco alto en el que estaba sentada y comenzó a caminar por el departamento, había un balcón bastante grande saliendo de la sala La noche los rodeaba y las luces de la ciudad eran un regocijo para la vista.

- Tienes una voz extrañamente reconfortante.

Noel suspiró sonriendo, aunque Oni no lo podía ver. La escuchó pararse mientras él continuaba cortando el pollo y viendo el tutorial en su teléfono celular. Se giró para verla, ella tenía el cabello algo largo y rizado, era casi de su altura y olía a almendras por alguna razón. Sonrió una vez antes de continuar cocinando.

Desde que los conoció tanto Oni cómo Kieren no sólo habían sido amigables sino que habían calmado a Noel, sentía calidez cuando estaba con ellos, se sentía bien. No sabía por qué, lo ponía nervioso pero sus ganas de simplemente disfrutarlo por primera vez eran más fuertes.

- Puedes abrir la puerta si quieres, la vista es hermosa.

- Lees mi mente.

Oni no tardó en acercarse a la puerta corrediza, el sonido de la ciudad se sintió de lleno al igual que viento del exterior. Las luces de la ciudad iluminaban sus ojos verdes cómo faroles, caminó un poco más hasta llegar a la terraza, de verdad le enamoraba la vista de una ciudad de noche. Se apoyó en el barandal sintiendo el frío del metal.

- Qué carajo...

Se quedó pasmado al darse cuenta de que al alzar su mano no tuvo que ir a buscar la sal, esta había venido hacia él cómo por arte de magia. Aún se sentía confundido, aceptaba de alguna manera esas apariciones pero aún no había realmente "abrazado" el hecho de que eran diferentes en más de una forma. Alzó su mano una vez más, analizando la situación, el pollo ya sasonado pasó hacia una bandeja de metal y la puerta del horno se abrió de golpe. Noel rió de nerviosismo y entusiasmo, llamando la atención de Oni quién acercó la cabeza para observar cómo varias objetos flotaban alrededor de Noel y el chico luchaba con su concentración para mover la bandeja hacia el interior del horno.

- Dios mío... ¿Cómo haces eso?

La joven volvió al interior sorprendida, sin embargo la voz de la misma tomó por sorpresa a Noel y todos los objetos dejaron de flotar. Oni, ni lenta ni perezosa alzó la mano intuitivamente, y si bien había salvado el pollo, dos platos y los vasos que flotaban alrededor de Noel habían quedado hechos añicos en el piso alrededor de la cocina. Noel sintió cómo si las palabras se escaparan de su boca, no se entendió muy bien y Oni ni siquiera lo escuchó: "reparo". Las piezas rotas comenzaron a unirse con una gran velocidad y frente a ambos los platos y los vasos se habían apoyado sobre la mesada, Oni había cerrado la puerta del horno con el pollo adentro y ambos compartían una sonrisa de satisfacción.


Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #23 en: Noviembre 10, 2017, 01:12:13 am »
Fue difícil encontrar la entrada trasera, pero finalmente encontraron una puerta desgastada en lo que parecía ser una escalera metida hacia abajo, Kieren lideraba el grupo y sin mucha molestia abrió la puerta con sólo un susurro en su mente "Alohamora", ni siquiera lo sintió. El lugar estaba oscuro y olía a humedad, parecía ser una bodega y Kieren no podía evitar sentir cierta ansiedad desesperante en ese lugar.



- ¿Sientes algo Kier?

Gabriel iluminó parcialmente el lugar con su celular, la luz iba directamente hacia un par de cajas desgastadas con lo que parecía ser ropa, el lugar era bastante ampleo, más lejos había sillas apiladas y unas mesas plegables, otras cajas con libros viejos. Kieren permaneció en silencio y alzó su mano en el aire para que lo imitaran.

- ¡Kie-...

Un zumbido, sólo sentía un zumbido en un mar de oscuridad, no olía a nada, no había viento, su cuerpo se encontraba desnudo flotando en un vacío infinito. Abrió los ojos, tratando de lidiar con el temor y la desesperación, quiso hablar pero no salían palabras de su boca. Kieren sentía todo y al mismo tiempo no sentía nada, quería moverse pero simplemente existía, no tenía control sobre lo que lo rodeaba, ni sobre su cuerpo más que sus ojos. Lo veía todo.

"Prometeus nos vio. No hay escape."

"¿Cuantas vidas tienen que pasar para que se acabe todo?"

"Malabares infinitos con el destino del mundo, eso es lo que..."

Palabras sin sentido, oraciones cortadas sobrevolaban su mente. Información que quería entrar pero que no era capaz de entender completamente. Vacío. Oscuridad.

El zumbido se fue, su cuerpo convulsionaba en el suelo y sus pupilas finalmente habían perdido ese aterrador color blanquesino que hasta hace unos segundos habían logrado que tanto Gabriel como Chloe casi tuvieran un ataque de nervios ante la desesperante situación. Kieren se encontraba tendido en el suelo, las convulsiones comenzaban a cesar, sangre corría por su nariz, brotando cómo un río carmesí, el joven se sentía agotado tanto física cómo mentalmente pero parecía estar en si balbuceó un "Al menos no destruimos la casa de Dios". Gabriel había apoyado la cabeza de Kieren en su regazo mientras lo abrazaba con nerviosismo entre llanto y risa por el entusiasmo de saber que su amigo parecía estar bien, Chloe al borde del llanto pero con una sonrisa de emoción ocultaba una de sus manos temblantes atrás suyo mientras que la otra se encontraba sobre la espalda de Gabriel.

Mientras sus ojos se cerraban, inconscientemente su magia se hacía presente y sin poder evitarlo Kieren desaparecía del lugar junto con Chloe y Gabriel, la luna los abrazaba, el brillo era hermoso y el ambiente armonioso de los jardines se luxemburgo, un espacio algo vacío, los tranquilizaba. Ninguno había recibido bien la aparición, Kieren había caído preso del cansancio mientras que Gabriel y Chloe parecía no entender bien qué era lo que pasaba, el mareo era muy intenso y estaban casi seguros de que vomitarían. Mientras la vista de los chicos se aclaraba, lo primero que notaron que no se encontraban en una buena situación, bañados en sangre y con Kieren inconsciente, debían buscar la manera de ingeniárselas solos.

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #24 en: Noviembre 17, 2017, 10:53:38 pm »


- ¿Crees que debería venir aquí? ¿Que esté más segura aquí?

Se encontró así misma sintiendo la importancia de las opiniones de Noel, una parte de ella en las últimas dos horas había considera realmente que había más que no les contaban, esa familiaridad, esa sensación de calidez y tranquilidad al estar cerca de él o Kieren era algo que no eran una coincidencia, de eso estaba segura.

- Algo me dice que no estaremos seguros en ningún lado, pero si me preguntás realmente creo que deberías venir acá. Pero... deberíamos conseguir nuestras varitas antes. Dios, eso suena extraño. Espero que no nos suceda lo mismo que a Kieren,
 pero si algo aprendí de las películas de ciencia ficción es que esto es lo que quizás necesitemos para conseguir algunas respuestas.


Oni sonrió y antes de que su mano tocara la de Noel, ella desapareció. Noel suspiró algo pensativo, su desaparición se sentía más orgánica. Ella no estaba allí físicamente, sabía cómo se sentía estar en la misma habitación... recordaba a Kieren.
Oni abrió los ojos de vuelta en su casa, era de día y no pudo evitar sentirse decepcionada por su repentina desaparición, la verdad se sentía cansada, pero coincidia con lo que Noel decía. Sin darle mucha vuelta al asunto se dirigió a su habitación, pensando en lo rápido que su percepción de la realidad había cambiado.

Desconectado Salem NPC

  • Salem NPC
  • *
  • Mensajes: 157
  • Karma: +2/-0
    • Ver Perfil
Re:La chica de la mirada profunda [Tercera Luna]
« Respuesta #25 en: Diciembre 07, 2017, 12:04:04 am »
No había nada que pudieran hacer para ocultar las manchas de sangre y si bien no había gente cerca de dónde se estaban ocultando, no era exactamente la mejor manera de pasar de ser percibidos. Chloe y Gabriel intentaban despertar a Kieren, quién si bien aún lucía agotado comenzaba a entrar en razón, observando con desconfianza sus alrededores. La realidad aún no lo golpeaba y casi se volvía a quedar dormido sino fuese por el pequeño cachetazo que Gabriel le pegó para traerlo a la realidad. Pateó el suelo asustado y pronto se dio cuenta de que estaba entre los brazos de sus amigos y los recuerdos de las últimas horas se sintieron tan reales e inevitables. Suspiró al darse cuenta de todo.



- Lamento haberte despertado, sé que debes estar agotado pero nos trajiste a diez mil kilómetros de dónde estábamos, no tenemos la camioneta, no tenemos ropa y tú pareces haber salido de una película de tarantino.

Chloe limpiaba con suavidad la mejilla de Kieren ocultando una sonrisa, la sangre no la aterraba pero una parte de ella estaba nerviosa por todo lo que estaba pasando. Cada vez la escala subía, y cada vez parecía ser más peligroso para Kieren. Dubitativa pero no distante se sorprendió al ver la mirada de Kieren sobre ella.

- ¿Estás bien, Kier? Quizás necesites algo dulce, realmente has perdido mucha sangre.



- Está bien, está dándome esa mirada extraña lo cual significa que está bien.




-Estaba teniendo un buen sueño, oh mierda... Realmente es mucha sangre.

Sintió un escalofrío al percatarse de la ropa húmeda sobre la piel, con ese pensamiento en su cabeza la sangre desapareció de su vestimenta, la cual se secó y no mostró ninguna mancha. Lo mismo sucedió en la ropa de Chloe y Gabriel, Kieren sintió un escalofrío, se sentía realmente muy débil y con hambre. Miró al suelo algo risueño y luego a su alrededor, percatándose de dónde estaban reaccionó sorprendido.
Sus dos amigos aún se encontraban sorprendidos por cómo la sangre había desaparecido, extrañados por lo que ocurría fueron sacados de su letargo por el grito de su amigo.

- ¿Cómo carajo llegamos a Francia?

- Aerolíneas Kieren partió sin dar aviso, un segundo estabas muriendo en nuestros brazos y el otro nos encontramos aquí.

- No es lo más extraño que nos ha pasado en los últimos días. ¿Tienes idea de por qué terminamos aquí? Subconscientemente. En el fondo tú nos trajiste aquí por algo... quizás.

- La catedral no fue una buena idea, me dejó un horrible dolor de cabeza y realmente necesito comer algo. Quizás mi mente pensó en comida francesa, es lo que más rápido se me viene a la mente.